electricista salou holidays


Electricistas Alcobendas

Parece que el ritmo de crecimiento y el gran avance de los marketplaces de Internet ha hecho que uno de los más grandes y conocidos, , se ponga las pilas cambiando su imagen y nombre para no quedarse atrás. Lo que pasa es que algunos nos preguntamos cómo podemos vivir los trabajadores de la cultura de nuestro trabajo pero añadiendo (entre otras muchas cosas): en un mundo que es y será infinitamente copiable y reproducible (¡viva!). Y hay otros que encierran su legítima preocupación en un marco de interpretación estrechísimo: la industria cultural, el autor individual y propietario, la legislación actual de la propiedad intelectual, etc. Sea el problema no es el temor y la preocupación, sino el marco que le da sentido. Ese marco tan estrecho nos atrapa en un verdadero callejón sin salida en el que sólo se puede pensar cómo estiramos lo que ya hay.

Lo expresó muy claramente alguien en la reunión, refiriéndose al modelo americano para combatir las descargas: Eso es, que al menos la gente sienta miedo”. Me temo que esa es la educación para la ciudadanía que nos espera si no aprendemos a mirar desde otro marco. Esto es muy fácil de entender: la mayoría de mis compañeros de mesa piensan que copiar es robar” Parten de ahí, ese principio organiza su cabeza.

Esos consumidores irresponsables que lo quieren todo gratis”, esos egoístas caprichosos que no saben valorar el trabajo ni el esfuerzo de una obra”. Pero la idea que tratan de imponernos los estereotipos es la siguiente: si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura. Me refiero a un cambio en las ideas, otro marco de interpretación de la realidad.

Y miles de personas (por ejemplo, trabajadores culturales azuzados por la precariedad) se descargan habitualmente material de la Red porque quieren hacer algo con todo ello: conocer y alimentarse para crear. Uno parece obligado a tener soluciones para una situación complejísima con miles de personas implicadas. La situación es mucho mas compleja de lo que nos quieren mostrar y sólo les preocupa mantener sus beneficios.

En el mismo sentido, creo que lo más valioso del movimiento por una cultura libre no es que proponga soluciones (aunque se están experimentando muchas, como Creative Commons), sino que plantea unas nuevas bases donde algunas buenas respuestas pueden llegar a tener lugar. Que no confunda a los creadores ni a la cultura con la industria cultural , que no confunda los problemas del star-system con los del conjunto de los trabajadores de la cultura, que no confunda el intercambio en la Red con la piratería, etc. Pero no se trata de eso, se seguirá ganando pero con otros modelos de explotación.

Eso sí, hablé del papel fundamental que para mí podrían tener hoy las políticas públicas para promover un nuevo contrato social y evitar la devastación de la enésima reconversión industrial, para acompañar/sostener una transformación hacia otros modelos, más libres, más justos, más apegados al paradigma emergente de la Red. Pero mientras yo hablaba en este sentido tenía todo el rato la sensación de arar en el mar. Supongo que yo en tu lugar también habría acabado perdiendo los papeles, hubiera entrado en colera cuál HULK.

Pero será dificil hacerles cambiar su mentalidad del 'miedo'... así como es frustante e inutil discutir de la evolución con un 'creacionista'... (y porque no quiero ser maleeducado ni insolente). Has conseguido poner en negro sobre blanco, con gran claridad y sencillez, un montón de reflexiones e ideas muy complejas que a mí, y seguro que a otros muchos, nos rondan continuamente por la cabeza. Y creo que tenemos que ayudarles a entender, a ver que en la historia de la humanidad nunca hubo oportunidad tal como esta, mayor aún que la invención de la imprenta.

Lo primero que tenían que haber hecho es plasmar un árbol de todas las situaciones posibles con las ramas del mismo bien definidas y luego ponerse a valorar. Están muertos de miedo, es lo que tiene la ignorancia... Ahora podemos entrar en sus canales de comunicación cuando hacen una promoción, y eso les asusta. El que no se adapta a la realidad no sobrevive y sería una desgracia para todos que los creadores no aprovecharan las oportunidades que les brinda la red. Lo suscribo punto por punto, y un puntazo ha sido que hayas podido colarte en el cónclave cultural.

Pero vaya, si a eso le unes una paranoia en la que se fabrican en la mente los enemigos, seguirán cometiendo error tras error hasta hundirse en la miseria. Me parece muy interesante el debate que generó la Ley Sinde porque el tipo de razonamiento que la generó y que tan bien describes, tiene representantes en mi pais. Interesante crónica contada con mucho criterio y por alguien que vive desde dentro la situación. Hace una año escribí dos artículos en mi blog sobre esto, y la situación en efecto, no cambia.

Es reconfortante que cada vez haya más voces pidiendo que se tenga en cuenta que el mundo está evolucionando muy deprisa, y que la solución no está en inculcar el miedo sino en educar y crear alternativas reales para los nuevos tiempos. Y por último, si tuviera que pagar por ver mis series preferidas en v.. lo haría, no creo en el todo gratis. Es innegable que existe un problema con la remuneración de los creadores, no veo propuestas para resolverlo.

El sector de la fotografía fue uno de los que tuvieron que adaptarse, la música está en el proceso, es cuestión de tiempo que cines, librerías, kioskos,.. tengan que adaptarse. Por eso es tan importante defender, la libertad de la Red, porque pone las herramientas al alcance de todos, y ese sera el poder del futuro. Los actos vandálicos de los taraos de la red incluyen el subtitulado de una serie (como se apuntaba en el artículo) que otra persona puede descargarse. ITunes en cinco años se ha convertido en el mayor distribuidor de música de EEUU.

Los mismos taraos de la red, de la misma forma gratuita, crean un Moodle, un Linux (por poner algún ejemplo) y otro ciento de aplicaciones utilizadas y recomendadas por los organismos públicos, entre otros. Ediciones gratuitas de periódicos on line (el que la quiera en papel, y ampliada, que la pague), spotifies, youtubes, millones de blogs, etc. De acuerdo, de cena miedo y miedo de aquellos que tienene la vida resuelta porque no os quiero ni comentar como es la vida de los pequeños productores. La red eliminará a la mayoría de los intermediarios, como en otras reconversiones industriales.

Creo que es importante que mucha gente lea ésto, y vea quiénes son los que deciden nuestra libertad en la red, y los escasos conocimientos que tienen, no sólo de internet, sino de la sociedad media en general. La mayoría de los creadores no ganan un céntimo y viven de otros trabajos y esto ha sido así desde que el mundo es mundo y lo seguirá siendo. El debate se ha planteado en unos términos viles y perniciosos que confunden la realidad. No tomen el camino fácil con disposiciones que vulneran derechos fundamentales.

La cuestión, insisto, no es todo gratis, la cuestión es que en España no hay una sola plataforma en la que comprar música… No pasa nada, la seguiré comprando en EEUU, en iTunes Amazon. Lo contrario es dejar a la policía que juzgue en el acto al detenido, dejar a los partidos políticos que investiguen los casos de corrupción, etc. Entren al fondo del asunto, con, al menos, algo de valentía, conocimiento y perspectiva.

El trabajo audiovisual es un trabajo en equipo no es una bitácora, ni un blog... Los eléctricos cobran, el dire de foto cobra, la maquilladora cobra, pagamos gasolina, hoteles, etc. Insisto, de verdad que me encantaría que todo fuese libre y gratuito es la máxima aspiración de la cultura pero la realidad a enero de 2011 es el empobrecimiento de las industrias culturales.